El sustantivo: su clasificación

El sustantivo es uno de los tipos de palabras más importantes. Éste designa objetos, elementos, lugares y seres de existencia real (es decir, los que pueden ser captados por medio de los sentidos) o de existencia ideal o imaginaria (por ejemplo, hadas, sentimientos, etc.)

Desde el criterio morfológico, el sustantivo posee género (femenino y masculino) y número (singular y plural), aplicándose varias reglas.

Género del sustantivo

A continuación veremos algunas de sus reglas:

  1. Los sustantivos masculinos terminan en “o” (niño) y los femeninos en “a” (niña).
  2. Los que terminan en consonante, en algunos casos agregan “a” (doctor-doctora)
  3. Algunos sustantivos permanecen invariables, indicando el género por medio del artículo que los precede (es decir, que va delante de ellos). Por ejemplo “estudiante” será “la estudiante” o “el estudiante”; “el dentista” o “la dentista”.
  4. Algunos sustantivos admiten solamente  un género (la película, el cine, etc.).
  5. Algunos sustantivos agregan determinados sufijos: esa (conde-condesa), ina (rey-reina), triz (actor-actriz), isa (sacerdote-sacerdotisa)
  6. Otros, forman su femenino con otra palabra diferente: hombre-mujer; caballo-yegua.
  7. Algunos, cambian su significado según el artículo que utilicen, por ejemplo: la pendiente (cuesta, declive), el pendiente (aro).

Número del sustantivo

El número hace referencia a la existencia de uno (singular) o varios objetos (plural). Algunas reglas a tener en cuenta:

1- El caso general es que el plural se forma agregando al final de la palabra siempre y cuando ésta termine en vocal, “s” (casa-casas); y se le agregará “es”, cuando la palabra termine en consonante o en vocal acentuada (jabalí-jabalíes)

Hay casos especiales para formar el plural:

Algunas palabras permanecen invariables, modificando los artículos. Esto se da en palabras graves o esdrújulas, terminadas en “s” y en “x”. Por ejemplo: el miércoles, los miércoles; la crisis, las crisis; el tórax, los tórax.

Desde el criterio semántico los sustantivos se clasifican de la siguiente manera:

Sustantivos concretos y abstractos: los concretos nombran objetos, lugares y seres cuya existencia es real o imaginaria (pueden ser captados por los sentidos o representarse mentalmente) Por ejemplo: mano, isla, ogro, hada.

Los abstractos, mencionan sentimientos, emociones, estados de ánimo, cualidades. Derivan de adjetivos y de verbos. Por ejemplo: belleza, ira, velocidad, amabilidad, amor.

A su vez, los sustantivos concretos pueden ser comunes o propios: los propios nombran en particular, es decir, diferencian de las del resto de su misma especie o tipo, una persona, lugar, etc. (por ejemplo, Río Paraná, de todos los ríos, identifica uno). Los sustantivos comunes nombran objetos, hechos, sentimientos, ideas y lugares, indicando qué son, por ejemplo: río.

Los sustantivos comunes pueden ser individuales o colectivos:  los colectivos designan un conjunto de seres u objetos de la misma especie, por ejemplo pez- cardumen.  Los individuales mencionan seres u objetos que no conforman un conjunto, independientemente de su número (es decir, no importa que sea uno o muchos), por ejemplo, árboles (no son un conjunto sino varios árboles, veámoslo en una oración. No es lo mismo decir, los árboles de la plaza están; que “la arboleda se mueve al compás del viento”. Esta segunda oración, toma a los  árboles como un conjunto.

2 Responses to “ El sustantivo: su clasificación ”

  1. Marcelo_Sanchez dice:

    Profe, ¿Esto es lo que hay que estudiar para el Lunes?

Deja un comentario